);

Una investigación del Instituto de Tecnología de Massachusetts y la universidad de Cardiff, pudieron detectar que algunos robots tenían la capacidad de desarrollar prejuicios contra otro robots.