);

Comprar online se vuelve parte del cotidiano latinoamericano, pero nuevas tendencias se destacan

Comprar online se vuelve algo cada vez más normal y cotidiano en América Latina.

Los ciudadanos latinoamericanos ya venían incorporando el hábito de comprar online en su estilo de vida.

Y sin dudas, la cuarentena y el distanciamiento social durante la pandemia aceleraron este proceso.

Por un lado, muchísimas personas se animaran a comprar online por primera vez, tanto por necesidad como por curiosidad. 

A nivel global, alrededor de 32% de los hogares afirman gastar más en el e-commerce durante la pandemia.

Pero en los países latinoamericanos, esta cifra tiende a ser más elevada.

La venta online en Brasil 2020

En Brasil, por ejemplo, 42% de los hogares con niños están invirtiendo más en compras online, y un 54% piensa en incrementar sus compras a través de medios digitales en el futuro. 

Este fenómeno de aceleración digitación y “naturalización” del e-commerce se verifica en un estudio llevado a cabo por Visa Consulting & Analytics.

La análisis revela un alza general en las compras online realizadas en América Latina y el Caribe durante la pandemia del Coronavirus. 

3 tendencias sobre hábitos de consumo en Latinoamérica

En entrevista con El Universal de México, el jefe regional de Visa Consulting & Analytics, Javier Vázquez, resumió las principales impresiones derivadas de dicho estudio en las siguientes palabras: 

“El análisis muestra tres megatendencias sobre los hábitos de consumo en Latinoamérica y el Caribe durante la pandemia de COVID-19: la aceleración en la adopción del comercio electrónico, la priorización de compras de bienes y servicios esenciales, y el incremento en el número de transacciones de débito en el ámbito de e-commerce”.

Para tener una idea, alrededor de 13 millones de titulares de tarjetas VISA en la región, hicieron sus primeras compras en línea durante el primer trimestre de 2020.

Y los mayores cambios porcentuales en relación al comercio tradicional (físico, presencial), se registraron en las ventas minoristas, dedicadas al consumidor final.

O sea, esta fue la categoría general dentro del e-commerce que más creció en tiempos de distanciamiento social.  

¿Qué Forma de pago es la preferida?

Los datos recopilados confirman un incremento de ocho puntos porcentuales en la utilización de tarjetas de débito para adquirir productos a través de Internet.

Este viene siendo el método de pago de pago preferido para las compras online durante el primer trimestre, siendo elegido alrededor de 72% de las veces.

Le siguen las tarjetas de crédito (63% e las veces) y el dinero/efectivo (44%).  

El actual panorama también viene provocando intensificaciones y modificaciones en los hábitos de consumo en línea de los latinoamericanos.

Mientras algunos rubros se reafirman como grandes motores del crecimiento del e-commerce en la región, otros se vieron devastados por el contexto internacional. 

¿Qué tendencias se acentúan en el e-commerce durante la pandemia? 

Una de las tendencias más destacadas es el incremento de las compras de bienes de consumo básicos mediante el comercio electrónico.

Según el mencionado estudio de VISA, la categoría “consumos esenciales” registró un aumento de transacciones en línea de 6 puntos porcentuales durante el mes de mayo de 2020, en comparación con los meses de enero y febrero.

Esta categoría incluye alimentos, gastos médicos, supermercados, etc.

Las limitaciones al acceso a supermercados, comercios de barrio, rotiserías y locales gastronómicos en general, sumado al miedo de contagiarse al concurrir a estos establecimientos, han hecho que muchas personas compraran, por primera vez, artículos de primera necesidad, como alimentos y productos de limpieza, higiene personal y salud a través de Internet. 

Según BNAmericas, en Brasil, que es el “gigante del ecommerce latinoamericano”, la venta de insumos de salud aumentó casi 125%.

Superando, inclusive, las ventas de computadoras y dispositivos electrónicos, que registraron un incremento de aproximadamente 112%. 

En Argentina, también fueron los productos de almacén y de farmacia los que registraron mayor aumento de demanda para compra online durante los primeros meses de pandemia.

Según la CACE, hubo un aumento de 10 puntos porcentuales en el peso de las ventas online entre las empresas dedicadas a la venta de bienes esenciales.

Y en promedio, 4 de cada 10 órdenes de compra a través de los canales digitales en este sector provinieron de nuevos clientes. 

¿Qué categoría fue la ganadora durante la pandemia?

La otra categoría “ganadora” durante la pandemia de COVID-19 es la de bienes digitales.

En ella, se destacan las plataformas de contenidos y streaming (Netflix y Spotify, por ejemplo), los juegos y aplicaciones en línea (principalmente para dispositivos móviles)

Los libros digitales (e-books) y las herramientas y recursos para el trabajo remoto o home office (plataformas de reuniones virtuales, almacenamiento y compartimiento de datos, gestores de proyectos virtuales, etc.). 

Del lado de la contratación de servicios, creció de forma significativa la búsqueda por profesionales a través de Internet.

Servicios de limpieza, mudanzas y fletes, servicios financieros y contables, asistencias y gastos legales, fueron algunos de los más buscados durante los primeros meses de pandemia en América Latina. 

Además, se incrementó el interés (y la necesidad) de empresas y emprendimientos en la contratación online de profesionales independientes.

Workana, la plataforma de freelancing líder en América Latina, informa un aumento de 50% en la cantidad de usuarios registrándose para trabajar como freelancers, durante el lapso de 1 mes. 

Áreas como Marketing, Diseño, Programación, Traducción y Creación de Contenidos concentran las demandas más elevadas – y frecuentes – por trabajadores freelancers.

Pero también se observaron crecimientos superiores al 100% en áreas que, antes de la pandemia, no optaban tanto por las contrataciones online, como Finanzas y Contabilidad (+ 113%) y Servicios juridicos (+100%). 

Tendencia de compras 2020

El e-commerce más allá de la pandemia: un crecimiento sólido, a pasos firmes 

Mucho se viene hablando sobre la urgencia de migrar hacia el comercio electrónico para adaptarse a la “nueva normalidad” después del Coronavirus.

Pero es necesario pensar en la importancia de digitalizar y modernizar un negocio desde una perspectiva más amplia. 

Lo primero que debemos tener en claro es que el crecimiento del comercio electrónico no es un fenómeno inaugurado por la pandemia.

Más que un motor, el COVID-19 actuó como un acelerador del e-commerce.

Gran parte de las tendencias que abordamos en este artículo ya se venían dibujando en el escenario mundial.

La crisis sanitaria solo las profundizó o intensificó en un periodo de tiempo muy limitado, generando cifras récords de crecimiento y rentabilidad. 

En todo el mundo, el comercio electrónico venía registrando números ascendentes año tras año, que apuntaban a un crecimiento sólido.

El siguiente gráfico de Statista, demuestra el incremento de las ventas del e-commerce entre 2014 y 2020 a nivel global, así como las proyecciones de crecimiento hasta el 2023.

Entre 2014 y 2019, los ingresos derivados de ventas online crecieron casi 260%, revelando un ritmo de crecimiento constante, año tras año.

Y las predicciones indican que veremos un incremento global de alrededor de 54% en los próximos 3 años, en comparación con las cifras de facturación previstas para el 2020.

De esta manera, las ventas mediante en comercio electrónico llegarían a mover, por lo menos, 6.500 billones de dólares (USD) en la economía mundial. 

Este otro gráfico se enfoca en las proyecciones de crecimiento para el e-commerce en América Latina, en términos de ingresos por ventas online.

Se comparan las ganancias obtenidas a través de las ventas totales durante el año de 2019, a través de medios digitales, con los ingresos previstos para el 2023. Veamos:

Países como México y Brasil seguirán siendo los grandes motores del comercio electrónico en Latinoamérica.

Pero también aparecen nuevos protagonistas, como es el caso de Argentina, donde se prevé que los ingresos del e-commerce podrían duplicarse hasta el 2023, alcanzando una facturación de 16.000 millones de dólares.

Y también se destaca Chile, donde los ingresos por ventas online aumentarían casi un 70%.

Mientras países como Colombia y Perú tenderían a retomar un ritmo de crecimiento más estable después de la pandemia.   

El Covid-19 pasará, pero el e-commerce permanecerá 

Si, en pleno contexto de pandemia, millones de personas empezaron a comprar online por necesidad, seguramente muchas de ellas seguirán haciéndolo por comodidad y practicidad.

De hecho, el Barómetro Covid-19 de Kantar apunta a que los consumidores están dispuestos a seguir apostando por el e-commerce.

A nivel global, alrededor de 38% de los consumidores afirma que seguirá comprando en tiendas virtuales que conocieron durante la pandemia, y 33% de los hogares prevé que sus compras online se incrementarán en el futuro.

Como era de esperarse, esta tendencia se ve reflejada en América Latina.

¿Cuáles son las tendencias de los consumidores en Argentina?

En Argentina, 40% de los consumidores pretenden incrementar sus compras en línea en el futuro, y un 76% afirma que seguirá optando por los métodos de pago electrónicos. 

El mismo panorama se repite en México, donde 36% de la población piensa incrementar sus compras por medios digitales.

Y también en Brasil, donde un 45% de los hogares prevé aumentar sus gastos con el e-commerce, y un 37% dice que continuará comprando en alguna(s) tienda(s) virtual(es) que visitaron, por primera vez, durante la pandemia de Covid-19.  

Por más que, hoy, pueda parecer que estamos atados a este contexto desde hace una eternidad, la pandemia va a pasar.

Todavía no sabemos bien cuándo ni cómo será nuestro mundo cuando esto suceda, pero esta crisis sanitaria va a llegar a su fin.

No hay mal que dure cien años”, ya decían los viejos sabios, pero sí hay tendencias y comportamientos que llegan para quedarse. 

No hay dudas de que, cuando el Coronavirus se convierta en un recuerdo del pasado, el e-commerce seguirá siendo una realidad.

Independiente de cómo vaya a ser esta “nueva normalidad” de la que tanto hablan, seguramente el comercio electrónico será parte importante de ella.

Y aquellos negocios y emprendimientos que ya hayan migrado hacia los medios digitales, tendrán una importantísima ventaja competitiva dentro del “mercado pós-covid”. 

Uno de los mayores riesgos de esta cuarentena es que genera una sensación de “falsa calma”, que tiende a conducirnos a un estado de inercia.

Como si pudiéramos sentar a esperar que todo esto termine para ver qué viene después. Pero para un emprendedor o comerciante, esta es precisamente la postura más peligrosa en este momento. 

La tecnología continuará avanzando, el mundo seguirá en permanente transformación, y los negocios y empresas invertirán para garantizar su competitividad en la “nueva normalidad”.

Por ello, definitivamente no es hora de quedarse quieto, sino de tomar acciones concretas para planificar la reactivación de tu negocio o empresa. 

Tu negocio todavía tiene mucho que conquistar, y la tecnología será tu mejor aliado para alcanzar su máximo potencial. Los medios digitales y el e-commerce están al alcance de todos los emprendimientos y emprendedores.

Pero cada uno necesita tomar la decisión y el impulso necesarios para llegar al próximo nivel. Y tú, ¿qué estás haciendo para preparar tu negocio?

Mira estos artículos sobre comercio electrónico

Abrir chat