);

Actualmente tener un sitio en internet es un aspecto clave para el éxito de los negocios de todos los tamaños y nichos de mercado. Tu página web será mucho más que una tarjeta de presentación. Expresará la esencia de tu marca para que los consumidores no solo la conozcan, sino también se identifiquen y quieran sumarse a tu visión.


En este nuevo post, te contamos como hacer que tu sitio sea más visible y relevante para tus actuales y futuros clientes.

  1. Entender a tu público para ofrecerles una solución

Al crear un sitio, necesitarás entender que estás hablando con personas que tienen sus propias necesidades, su forma de pensar y de expresarse. Como tu objetivo es llegar a potenciales consumidores para convertirlos en clientes, cada detalle de tu página web debe estar pensado para captar su atención y hacer que se identifiquen con tu marca.

El primer paso será comprender qué ofrece tu negocio, para saber cuál es tu verdadero público. Luego, pensar cómo tus productos o servicios pueden aportar valor al día a día de estas personas. Entonces, definir cómo transmitir tu propuesta de forma inteligente para conquistar tu público y ganar clientes.

Este proceso es complejo y requiere dedicación y experiencia. Obviamente que no está de más que cuentes con ayuda profesional para orientarte a no cometer errores que costarán tiempo y dinero.

.

  1. Elegir el dominio ideal para tu sitio

El dominio de tu sitio es la dirección digital de tu negocio. Así como una buena ubicación puede ayudarte a llamar la atención de las personas que pasean por las calles, un dominio atractivo es esencial para captar el interés de los usuarios que navegan por internet y lograr un óptimo posicionamiento en los buscadores.

Por supuesto, tu dominio debe decir el nombre de tu marca o expresar claramente el propósito de tu negocio.  Por lo general, los dominios cortos y fáciles de recordar funcionan mejor que los largos y complejos. Además, el uso de guiones, números o caracteres no son recomendables.

  1. Ofrecer contenidos de alta calidad a tu público

Probablemente, ya observaste que los sitios de las marcas más exitosas tienen sus propios blogs.

El blog es una de las maneras más económicas e inteligentes de ofrecer contenidos relevantes e interesantes que aporten valor a la vida de los usuarios.

Actualmente, el contenido se volvió “el Rey” del marketing digital, pues es la clave para lograr un excelente posicionamiento orgánico y mejorar el tráfico hacia tu sitio.

Tener tu propio blog puede ayudarte a mejorar tu presencia online y llegar a más personas, además de difundir tus productos y servicios. Pero recuerda que tus contenidos deben traer informaciones relevantes de manera interactiva para despertar el interés de los lectores. Textos aburridos o repletos de publicidad perjudican la calidad de tu blog y la imagen de tu marca.

  1. Agilizar el sitio para priorizar su carga

El contenido de tu sitio puede ser muy relevante, pero si su tiempo de carga es muy alto, los clientes probablemente desistirán de visitarlo. Lo ideal es que se cargue en 3 o 4 segundos (5 ya sería un número muy optimista) para ofrecer una optima experiencia de navegación al usuario.

¿Tu sitio tarda mucho tiempo en cargarse? Probablemente, tu página debe ser sobrecargada con imágenes muy pesadas y/o widgets demasiado complejos. Una página web lenta genera una imagen negativa de tu marca en el mundo digital y puede hacer perder muchas ventas.

  1. Optimizar tus imágenes

Un consejo básico para tornar tu sitio más visible es optimizar tus imágenes. Las ilustraciones, infografías, diseños o fotografías también son parte de los mensajes que quieres transmitir a tus clientes. Por esto, deben ser relevantes.

Primero, deberás adecuar su tamaño para garantizar una óptima navegación a tus visitantes. Luego, será esencial añadir enlaces y descripciones a tus imágenes para mejorar tu posicionamiento en los buscadores. Los motores de búsqueda online son muy inteligentes, pero no consiguen interpretar completamente el sentido de tus imágenes.

Al añadir una descripción optimizada con la keyword (palabra clave) adecuada y enlazarla a alguna dirección relevante dentro de tu sitio o blog, estarás “ayudando” a los motores de búsqueda a entender tu sitio como algo altamente relevante para los usuarios.

  1. Profesionalizar la creación, actualización y manutención de tu página

Actualmente, existen varias herramientas y plataformas que te permiten crear un sitio por tu propia cuenta, a partir de modelos y templates predeterminados. Esta puede parecer una opción económica para los emprendedores de “primer viaje” o las PyMEs que cuentan con un presupuesto “apretado”.

Sin embargo, un sitio amateur puede hacerte cometer varios errores y desperdiciar tu tiempo en algo que no trae los resultados esperados. Además, el trabajo de actualizar constantemente una página web no te dejará concentrarte en otras acciones que exigen tu atención. Tienes que dedicarle algo de tiempo.